Nos ponemos la camiseta

NOS PONEMOS LA CAMISETA PARA ELIMINAR LA VIOLENCIA

En 2016, WorldVision consolidó su propuesta estratégica para el ciclo 2017-2021, en medio de un contexto marcado por hitos importantes para la historia de nuestro país: La firma de un acuerdo con las FARC, un aumento en las denuncias y escándalos por corrupción en la gestión de lo público, una nueva reforma tributaria que impacta significativamente la economía de los colombianos, la obtención del Nobel de la Paz por parte del presidente, entre otros acontecimientos.

Terminando el año, diciembre nos recibió con un caso muy doloroso, pero a su vez, representativo de la violencia de la que siguen siendo víctimas los niños y niñas en Colombia: El asesinato de Yuliana Samboní.

En ese sentido, debemos ser conscientes que aunque somos un país reconocido por la intención de forjar esfuerzos encaminados hacia la paz, seguimos teniendo una falta de capacidad colectiva para proteger a la niñez. Según cifras entregadas por Medicina Legal, en 2015 se reportó un total de 917 homicidios en contra de niños, niñas y adolescentes y 10.435 fueron víctimas de violencia intrafamiliar; diariamente, 43 son abusados sexualmente de acuerdo a información de Defensoría del Pueblo, 1.297 fueron declarados en situación de abandono (ICBF); y de 100 que entran a primero de primaria, solamente 40 llegan a la universidad, la mitad de ellos logrando terminar su ciclo de estudios (PNUD).

De ahí el imperativo que tenemos como parte de la sociedad civil para generar un sentido de alerta, y urgencia, evitando que los derechos de la niñez sigan siendo vulnerados.

El llamado también está dirigido al Estado, y a todo su sistema de protección, para que garantice escenarios libres de violencia para los niños y niñas en nuestro país. Sin duda, hay que trabajar juntos para que la historia de Yuliana no se repita y en eso, en World Vision, estamos comprometidos.

Hemos optado de forma prioritaria y decidida por la tierna protección y bienestar de la niñez; en alzar la voz, movilizando y concienciando acerca de la necesidad que en los hogares, las instituciones educativas, las iglesias, los parques, y en general todos los ambientes, se brinde seguridad a los niños y niñas. De nosotros los adultos depende que ellos no apaguen sus sueños y la luz de la esperanza hacia una vida plena.

World Vision hizo posible que esos deseos permanecieran encendidos en más de 236 mil niños y niñas, durante el 2016. Todos, fueron partícipes de talleres de formación fortaleciendo sus capacidades, orientamos vocacionalmente sus talentos, fomentamos en sus padres el acompañamiento que deben hacer en el crecimiento de sus hijos, entre otras acciones. De esa manera seguimos trabajando en varios departamentos del país, poniéndonos la camiseta para eliminar la violencia.

Por lo pronto, a continuación conocerán los resultamos de lo que logramos en el 2016 no sin antes agradecer a nuestros patrocinadores, aliados, colaboradores, voluntarios y especialmente a los niños, niñas y adolescentes que tienen un deseo de cambiar y construir un mundo mejor, gracias a ustedes por creer en nuestra propuesta para contribuir en la posibilidad de tener un país más justo. Si aún no conoce nuestro trabajo, lo invito a transformar la vida de un niño, una niña o un adolescente que espera su apoyo.

Por: Martha Yaneth Rodríguez Merchán
Directora Nacional World Vision Colombia

necesitamos